Images
Viernes, 11 Agosto 2017 00:02

Tropieza el proyecto de Juan Carlos Lastiri

La lucha contra los nuevos estatutos del partido

A reserva de lo que ocurra en la Asamblea y el Consejo Nacional del PRI, las modificaciones propuestas en las mesas de trabajo han dejado una serie de personajes beneficiados y otros afectados a nivel nacional y en Puebla.

El mensaje más claro al quitar “los candados” del PRI para elegir a su candidato a la Presidencia de la República sobre la militancia y el número de años como integrantes del tricolor, beneficia directamente a José Antonio Meade.

El actual secretario de Hacienda no es militante del PRI pero con la modificación prevista podrá ser el candidato a la Presidencia de la República en el 2018. De nada servirán los 26 años de militancia de Miguel Ángel Osorio Chong o los 49 años de Manlio Fabio Beltrones.

José Antonio Meade podría ser postulado sin pertenecer al PRI.

Y a nivel local eso beneficia a Jorge Estefan Chidiac, líder estatal del PRI, debido a que es uno de los personajes más cercano a Meade.

Si José Antonio Meade es designado como candidato a la Presidencia de la República por el PRI, fortalecerá a Jorge Estefan Chidiac a nivel nacional y en una de esas se mete de lleno a buscar la candidatura al Gobierno del Estado de Puebla.

Este escenario que ubica a José Antonio Meade como el probable candidato en el 2018, resta oportunidades a Juan Carlos Lastiri, subsecretario de la SEDATU, y quien apuesta a que Miguel Ángel Osorio Chong sea el candidato.

Sin embargo, el hecho de eliminar “los candados” en el PRI es una señal muy clara de que el tricolor apostará a un personaje externo como lo es Meade.

Otro de los acuerdos que perjudica de manera directa las aspiraciones de Juan Carlos Lastiri, es que el PRI no hará consulta a la base y apostará por el Consejo Político para elegir a los candidatos a puestos de elección popular a nivel nacional y en donde haya elecciones locales.

Es decir, el acuerdo nacional cancelará toda posibilidad de la consulta a la base como lo ha pedido de manera insistente Juan Carlos Lastiri.

Estos dos acuerdos tomados en las mesas de trabajo y que serán ratificados este sábado representan un serio revés para las aspiraciones de Juan Carlos Lastiri.

No es que su proyecto este cancelado.

No.

Son factores nacionales que no le benefician.

Lo que deberá hacer Juan Carlos Lastiri es replantear su estrategia para subir en las encuestas, llegar a acuerdos con los liderazgos priistas locales y mantener firme y leal su estructura.

El proyecto sigue, pero su futuro no es alentador.

Por el contrario, el que sigue callado es Enrique Doger.

Al delegado los astros se le siguen alineando.

Información adicional

  • twitter: @gomezcarlos79
Visto 106 veces