Lunes, 25 Septiembre 2017 00:26

VIDEO: Se derrumba primaria y surge el milagro de San Pedro Atlixco

Un héroe...

A las once de la mañana del martes 19 de septiembre de 2017, los 174 estudiantes de la primaria Aquiles Serdán de San Pedro Atlixco, Tianguismanalco, realizaron el simulacro de sismo de forma errónea; lo repitieron dos veces más y eso les salvó la vida durante el terremoto de 7.1 grados que se vivió a las 13:14 horas de ese mismo día.

Padres de familia del Comité Escolar, un vendedor de nieves, el encargado de vigilancia y los profesores, relatan la misma historia del milagro que ocurrió en las faldas del volcán Popocatépetl –lugar donde se ubica San Pedro Atlixco-.

Durante ese martes 19 de septiembre se vivió una jornada difícil porque los simulacros no estaban bien ejecutados; había detalles que corregir, no había la rapidez que se requiere y se ordenó repetir hasta en tres ocasiones por el director.

Justo a las doce del día con cincuenta minutos se terminó el último ensayo, los profesores pidieron al director terminar la jornada educativa porque los niños ya estaban cansados.

A la una de la tarde de ese día se permitió la salida de la mayoría de los 174 estudiantes.

Normalmente la salida es entre la una de la tarde con cinco minutos y la una de la tarde con quince minutos.

Ese día salieron la mayoría de los niños entre la una de la tarde y a la una con diez minutos.

Justo cuando empezó el temblor, a las 13:14 p.m., sólo había cuatro niños y el profesor de cargo del salón de segundo de primaria.

De acuerdo con los testimonios recabados por este reportero y la fotoperiodista Melanie Torres, en el momento del sismo tres de los cuatro niños lograron ponerse a salvo al saltar una barda debido a que su salida principal y el pasillo quedó obstaculizado por la caída de las bardas y parte del techo.

A uno de los niños de segundo año fue golpeado por una piedra en la espalda y en ese momento cayó al piso.

El profesor –cuyo nombre permanece en el anonimato- lo cargó y al ver que la parte frontal de su salón estaba obstruido por piedras decidió salir por una de las paredes laterales que se encontraba semidestruidas.

Justo cuando logró salir del salón se encontró con una barrera y la saltó con el niño herido entre los brazos.

Cuando el profesor cayó al suelo, rodó con el niño entre sus brazos debajo de una banca. Ahí decenas de piedras cayeron sobre ellos, pero la banca evitó que fueran aplastados.

Instantes después el resto de los profesores, los padres de familia que estaban cerca y los vecinos, lograron liberar al maestro que estaba debajo de la banca rodeado de piedras.

Cuando lo sacaron tenía entre brazos al menor de edad.

Lesionados los dos, pero con vida.

Esta historia debe ser conocida por Patricia Vázquez del Mercado, titular de la SEP, y Tony Gali, gobernador de Puebla.

Ellos sabrán identificar al profesor-héroe que está internado en un hospital de la región por las lesiones que sufrió por las enormes piedras que le cayeron en la espalda por salvar la vida de un niño.

Ojalá y se le haga justicia.

Es un verdadero héroe.

Información adicional

  • twitter: @gomezcarlos79
Visto 54 veces Modificado por última vez en Lunes, 25 Septiembre 2017 00:31