Images
Domingo, 28 Enero 2018 20:02

Oferta y demanda

El Arrancadero por VicMAN

Esta semana resulta interesante abordar el tema de las precampañas en torno a la oferta y la demanda política que como sociedad estamos esperando. Yo te preguntaría ¿qué estamos esperando de nuestra grandiosa baraja electoral? Resulta que nos han invadido de ofertas bastante insípidas que como electores no estamos buscando para decidir nuestro voto, porque no nos dice nada los contagiosos Spots de Yauwi con su movimiento naranja que ya quiere aprovechar el chico-maravilla, Ricardo Anaya, o el “estaríamos mejor con ya sabes quién”, y en este sentido el nuevo spot de ciudadano-funcionario Meade al menos nos hace entrever que él conoce por experiencia como sería el combate a la pobreza, lo malo es que no nos explica como en base a esa experiencia lo concretaría en su gobierno. Finalmente, todo se reduce usted quiere escuchar su oferta o que mejor que se enfoquen en que demandamos los ciudadanos.

Resulta que entre la oferta que los candidatos están mandando en este periodo de calentamiento de campañas, resultan hasta este momento bastantes sosas en general. Por parte de los 3 pre-candidatos oficiales de los partidos del sistema.

Y me pregunto ¿cómo votante activo, quiero yo escuchar estas ofertas para la campaña? En esta columna ya pusimos el dedo en el reglón, donde apuntábamos que existen 4 demandas muy marcadas en nuestra sociedad: La pobreza, la corrupción, el narcotráfico y la impunidad. Demandas que como sociedad deben tratar con un programa y acción de compromiso, con una propuesta clara y bien aterrizada al interés general de nuestra sociedad, si no vemos esta generación de propuestas en los distintos candidatos no debemos generar guiño alguno de ningún de ello, hoy las propuesta aún son escazas pero estamos en el justo medio, para exigir que las campañas no sean discursivas sino propositivas y de ser necesario a través de un programa o estrategia de compromiso donde tengamos claro el que hacer y cómo hacer para enfrentar dichas demandas.

Las demandas sociales se reducen a dos temas que tienen la vertiente de los temas de pobreza, de corrupción, de narcotráfico y de impunidad. Estos son Seguridad pública  y Combate a la Pobreza, estos temas en sí, se entrelazan por su propia naturaleza, ya que hablar de pobreza, da como resultado que este sector es un caldo de cultivo entre la necesidad y los grupos delincuenciales, lo que deriva a un problema de seguridad pública, y para ello un ejemplo, la de los halconcitos que genero una deserción escolar de casi 590 jóvenes cuyo ingreso mensual era de $ 12,000 pesos mensuales o en algunos casos hasta quincenales lo cual provoco una descomposición social real en el impacto económico de sus familias y se generó un entorno complicado entre los habitantes de la comunidades huachicoleras y las autoridades municipales, estatales y federales.

La impunidad y la corrupción es un tema muy complicado de digerir, donde están inmersos temas que ofenden y generar una descomposición social en todos los sentidos y en todos los estratos sociales, ya que entre gobierno y el sector empresarial se ha dado una muy marcada y descarada participación de manejo de intereses que solo ha provocado una desconfianza social sino que además una impunidad absurda de quien fue el culpable de la sobre alza de precio en la infraestructura de nuestro país, dos ejemplos claros de mi afirmación, primero el caso de la famosa Estela de Luz Bicentenaria donde dicha construcción comienza con una licitación y precio, concluyendo con una edificación tardía y una desmedida escalada de precios para dicha obra, la cual concluye con una obra deslucida y poco atractiva para la conmemoración tanto de los 200 años de independencia como los 100 de la revolución y hoy vox populi la recuerda como “la suavicrema” por su parecido a la famosa galleta y el otro ejemplo es el famoso Socavón de Cuernavaca, donde resulto inverosímil que hasta hoy después de la disolución de la noticia, no hemos tenido razón alguna de la responsabilidad penal, administrativa o civil de dicha obra sin meternos de fondo al costo de arranque de obra y el sobreprecio final de la alzada de los mismos en su conclusión. Estos ejemplos duelen como sociedad porque vemos lo contundente e intachable que es cualquier país donde sus autoridades se someten a la autoridad para ser juzgados y pagar su falta en base a su responsabilidad tanto como funcionario o como prestador de servicios.

Estas son nuestras demandas más sensibles como sociedad y hoy solo expongo algunas de las ideas que tendrán que tomar en cuenta nuestros flamantes candidatos para convencernos para tomar una decisión para otorgarles nuestra confianza y por ende nuestro voto. Sin embargo, existen algunos especialistas que consideran que esto de las campañas tienen mucho que ver con lo emocional y en base a esto decidiremos nuestro voto este 1 de julio, sin duda esto es la realidad estaremos viendo más una confrontación de posturas personales y de muecas de ofensa que una sustancia real de propuestas, planes, proyectos que vendan una idea clara de rumbo y avance sustantivo en nuestro país.

Con esto concluyo mi estimado lector queremos un Mandatario con Proyecto y rumbo o una caricatura de país, con un Presidente de ocurrencias y buenos propósitos que al final todo se reduce a nada, hagamos conciencia Fox fue la esperanza de sacar al PRI de los pinos y lo logro, lo que no nos dijo era que lo quería era sacarlos para el sentarse a gobernar a su más ranchero estilo pero lleno de ocurrencias y sin un proyecto claro, ese será el dilema en estas elecciones del 2018, un presidente con idea o arriesgarse a un cambio sin sentido.

 Opiniones y aclaraciones a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Información adicional

  • twitter: @
Visto 262 veces

Artículos relacionados (por etiqueta)

Más en esta categoría: « Tiempos de spots