Images
Martes, 19 Diciembre 2017 22:04

El Arrancadero

Sin proponernos, este título tiene doble propósito

Primero, arrancar esta nueva columna editorial que Parabólica.Mx me permite, para compartir contigo este esfuerzo de análisis, que ponemos a tu consideración amigo lector, y que ello nos lleve a generar una idea más clara de lo que serán las elecciones y de lo que será una nueva oportunidad de elegir gobierno para los próximos 6 años en nuestro país.

Esta elección nos ofrece una nueva oportunidad para elegir rumbo real a nuestro país y dar viabilidad a una República que, debe cada día comprometerse a un cambio positivo, de una manera más justa con cada uno de los ciudadanos que la conformamos. Por ello es importante dar seguimiento puntual y hacer una reflexión seria del proceso electoral 2018 para ejercer nuestro sufragio de manera puntual y objetiva.

Pareciera que ese ejercicio ciudadano, que como sociedad tenemos, es simple y que nuestro voto no significa nada en los casi 95 millones de votantes que tendrá la lista nominal, que para estas elecciones obtendrá una participación a nivel de 2 tercios de esa lista nominal. Sin embargo, creo que si formamos una opinión seria y objetiva de lo que queremos y necesitamos, podemos construir lo que realmente anhela México.

Queda claro que esta carrera se reducirá su participación a solo 5 o 6 caballos cuyas cuadras tienen ya definidos los colores con que participaran hacia la triple corona: ‘Gobernar las 3 instancias de este país (Federal, Estatal y Municipal)

Por ello, en el Arrancadero podremos ver la meta de gobierno, en una competencia que no se definirá por una cabeza sino por un hocico, para marcar diferencia.             

En segundo lugar.

Arrancamos este 2018 con una de las elecciones más sui géneris de la historia de nuestro país, por ello analizaremos los perfiles de los que serán los contendientes de la próxima elección.

Para prueba de la complejidad, está el candidato del partido oficial, José Antonio Meade, de quién está claro que fue ungido como un candidato ciudadano en sus filas, cuyo perfil se reduce a sus buenos resultados como servidor público, en dos gobiernos diferentes y de distinto partido. Un servidor público que nunca ha militado en partido alguno antes de aspirar a un cargo de elección popular, por lo que esto encarará un buen reto, tanto para el candidato como para el partido que lo postuló. Previo a su nominación, nadie imagino que pudiera ser candidato de un partido muy desgastado y descalificado pero que sin duda en su recta final el resultado de esa nominación lo pone en la competencia en la carrera presidencial. Esta opción será interesante observar si puede remontar todos los negativos por positivos, y más interesante ver si el partido oficial logra replicar el efecto Macron aquí en México y surte el mismo efecto como el que logró cautivar a los ciudadanos franceses en las pasadas elecciones de su país.                                   

Otro caso, también digno de análisis, es el del tan nombrado ‘Chico Maravilla’, Ricardo Anaya, el hombre que rompió la tradición panista de postular a su representante en un proceso de participación de democracia interna y que generó el rompimiento del Frente Ciudadano por México, que ante la falta de compromiso ciudadano fue reducido a un simple Frente por México. Este pequeño detalle puede repercutir en el resultado final de la contienda, ya que, al puro estilo de Madrazo Pintado, se fue apropiando desde su unción como presidente, primero del CEN, luego del PAN hasta su casi definida postulación Presidencial. Anaya Cortés fue creando su plataforma, a través del posicionamiento de los spots oficiales de su partido y su consolidación como el candidato de dicho Frente descafeinado, por no ser ciudadano. Finalmente, Ricardo Anaya logró sacudirse a dos aspirantes serios como la exprimera dama Margarita Zavala y el exgobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, dos huesos duros de roer, que el día de mañana seguramente como en política sucede, tendrá sus consecuencias y el cobro respectivo de dichas facturas muy propias de la tradición en política, digno de observar cómo repercute en desarrollo de la campaña.             

El otro caso de los candidatos oficiales es el ya conocido candidato Andrés Manuel López Obrador, de una corriente muy complicada de descifrar, ya que cada día se alejan de lo que puede ser un proyecto de izquierda, que se ha caracterizado más a una campaña llena de ocurrencias y un populismo ramplón, que en ocasiones generan dudas si realmente buscan un cambio o mero juego para seguir siendo parte de las prerrogativas que el Cofipe determina según su porcentaje en base a su resultado y se reduce a su promedio porcentual de la elección en disputa. Habría que analizar que es mejor, ser gobierno o vivir del presupuesto sin compromiso de gobierno, y que eso solo se reduce a una manifestación constante de descalificar de todo lo que el gobierno haga para bien o para mal, finalmente en esto aplica el viejo dicho ‘es más fácil destruir y criticar, que construir y hacer gobierno’

Sin embargo, el eterno candidato AMLO y su posicionamiento lo pone a la cabeza de este ‘Arrancadero´, pero que no va más allá del tercio que sigue hasta ahora en base al porcentaje real de cada partido como lo manifiestan hasta hoy las encuestas. 

Lo anterior, lo dice la encuesta de ‘El Financiero’ del 12 de diciembre donde se ubica a los 3 precandidatos con 23% para López Obrador, Ricardo Anaya con un 20 % y José Antonio Meade con un 19%, lo que en la matemática electoral no define nada.

Este trío tiene hasta febrero para tratar de jalar ese 40 % de indecisos que hoy no se identifican con ninguno de los candidatos oficiales de los partidos que participaran en esta elección que se avecina, y que después de la primera quincena de febrero tendremos ya definida la final.

Mientras tanto, los independientes que seguramente conseguirán su pase a la elección serán ‘El Bronco’, Javier Rodríguez, Margarita Zavala y posiblemente ‘El Jaguar’, Armando Ríos Piter.

Así se vislumbra lo que será el ‘Arrancadero’ de la carrera más competida de los primeros 18 años después de la alternancia en el Año 2000.

Como dije, ‘Arraaaaaancamos’.

Espero este texto sea de su agrado, por lo que pongo a su consideración el siguiente mail para sus comentarios y puntos de vista sobre lo aquí escrito.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.            .

VicMAN

Información adicional

  • twitter: @
Visto 84 veces

Artículos relacionados (por etiqueta)

Más en esta categoría: Arranca el 2018 con tres opciones »