Jueves, 01 Junio 2017 03:31

Veracruz: El fracaso de Yunes

Se cumplió el plazo que el gobernador se auto impuso para devolver la paz al estado. Y nada

'Denme seis meses para devolverles la tranquilidad y la paz', dijo Miguel Ángel Yunes Linares, mientras celebraba la victoria por la gubernatura del Estado de Veracruz, aquel lunes 6 de junio de 2016, luego de una encarnizada pelea contra el fidelduartismo por más de 6 años que dejó horrorizada a la entidad.

La campaña y ese discurso, expusieron la idea de que las necesidades de los veracruzanos serían complacidas mediante un gobierno pacificador, capaz de establecer la tranquilidad como método de trabajo para destronar al miedo imperante tras la resaca de los últimos gobiernos priistas.

Ya en el poder, el gobernador se pudo dar cuenta de que el tema no es magia. A partir del 1 de diciembre del 2016, tomó las riendas de un estado complejo, pero con grandes ventajas competitivas.

En aquellas frases llenas de sensaciones vívidas para millones de ciudadanos, Yunes aseguró que Veracruz sería distinto, que se viviría en un estado de derecho y que se viviría sin medio, recuperando la paz y la tranquilidad de las personas, para de esta manera, reavivar las inversiones y la prosperidad esperada por décadas.

Yunes ha recibo el apoyo del Presidente y de su Secretario de Gobernación, su tocayo Osorio Chong, en la lucha por el control del Estado, incluso manipuló información sobre el Ejército, ya expuesta en un reportaje de Blog Expediente, que relata que después de la presentación de la policía militar, los efectivos sólo estuvieron tres días en Veracruz y de ahí regresaron a los cuarteles ya que no existe ningún acuerdo de colaboración firmado, según un reporte obtenido través de transparencia y acceso a la información por el periodista Ignacio Carbajal. (http://www.blog.expediente.mx/nota/25508/periodico-de-veracruz-portal-de-noticias-veracruz/desmiente-sedena-a-yunes-linares)

Pese a la maquinaria orquestada por el mandatario, los hechos dicen otra cosa. Con Yunes Linares, la justicia llega de forma selectiva y los golpes fueron calendarizados de acuerdo a la agenda de sus enemigos políticos. Con Yunes Linares, volvió la criminalización de las víctimas de la guerra contra el narco. Con Yunes Linares se complace de nuevo que la Fiscalía tenga oídos sordos a familiares de desaparecidos. Con Yunes Linares, la violencia ha cobrado 620 vidas en 6 meses según los reportes más duros, el corte tan solo hasta abril confirma 319 ejecutados y más de 50 feminicidios, superando cifras de sus antecesores. Con Yunes Linares, llegó el bautizo y la complicidad, primero con Ricardo García Guzmán, contralor Duartista, ahora a Eva Cadena, la recaudadora que goza de cabal salud política en el Congreso del Estado, cobijada por Acción Nacional, partido del mandatario. Con Yunes Linares apareció de nuevo el fantasma del nepotismo. Con Yunes Linares, no ha llegado la paz, sino la guerra de guerrillas en todos los frentes que no se declaren sumisos ante sus peticiones. Con Yunes Linares llegaron las intenciones por hacer cosas sin hechos que lo sustenten. Con Yunes Linares nuevamente se hacen oídos sordos a las familias de desaparecidos. Con Yunes Linares aún se permite comprar consciencias con láminas de zinc, bultos de cemento o billetes de 1000 pesos, en reuniones masivas con clases desprotegidas.

Y con Yunes Linares llegó la conjugación del cinismo personificado. Con su postulación presidencial, ha dejado ver que a Veracruz, él y sus operadores, lo ven como un botín político de 1.5 millones de votos para 2018, antes que como un hogar al que le debe el más profundo respeto por la investidura que representa.

Información adicional

  • twitter: @Olmosarcos
Visto 515 veces Modificado por última vez en Jueves, 01 Junio 2017 11:44