Images
Jueves, 14 Septiembre 2017 01:59

Dejaron de gobernar Veracruz

Cedieron el terreno a la delincuencia

Mientras el gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, ocupa su tiempo en su promoción, la de su partido, de sus hijos, de sus legisladores y de su vida pública, el Estado de Veracruz se convierte en una tierra de nadie en la que el gobierno ya se ausentó.

Lo vimos los primeros días de gobierno cuando hubo un alza significativa en delitos como el secuestro. Lo vimos en el corte de sus primeros seis meses de gobierno cuando los homicidios alcanzaron su punto más alto. Lo vimos la semana pasada cuando en un solo día se suscitaron al menos 15 hechos violentos, 8 asesinatos y 5 heridos (reportados por redes sociales verificadas y medios de comunicación) en la entidad. Lo vimos le día de ayer con un estado de psicosis completa en la capital Xalapa.

La ausencia del gobierno obliga a poner sobre la mesa la diversidad de factores que confluyen en Veracruz para la existencia de una crisis de tal magnitud.

El asalto de la delincuencia desde el sexenio de Fidel Herrera fue evidente, negarlo sería una burla vil a los centenares de víctimas que se contabilizaron principalmente en la zona de los Tuxtlas y la cuenca del Río Papaloapan. Se dice que fue con permiso del gobernador, pero también la escaza coordinación con la federación que declaró la guerra al narco detonaron un fósforo junto al pasto seco.

Con Javier Duarte, los esquemas de seguridad se ocuparon de todo menos de la crisis que ya vivía la entidad. Se equipó con tecnología de primera línea a los policías, se aumentaron salarios y se les dignificó. Mientras los altos mandos se ocupaban en tapar los negocios del jefe, las rapiñas incontables o cuidar las espaldas de los familiares cercanos de secretarios de estado, mientras amedrentaban y enfrentaban a la prensa que los criticaba y los señalaba con vínculo delincuenciales.

Así llegamos hasta el último proceso electoral en el cual el gobernador se dijo experto en el tema de seguridad y se comprometió a que en seis meses los veracruzanos sentirían el ‘cambio’ en la sensación de tranquilidad.

Tres meses después del primer plazo, la cosa ya está que arde. El experto en seguridad resultó un gran bocón y la crisis de inseguridad se ahonda.

Recordamos episodios negros de desafío de la delincuencia a la autoridad como aquella ocasión frente al World Trade Center de Boca del Río cuando le arrojaron cuerpos a los Procuradores del país, a Fidel y a Calderón.

Recordamos las matanzas y las fosas que fueron cosa de todos los días, además de los ajustes extrajudiciales en la época de Duarte.

Con Yunes se recordarán la cercanía de la violencia con la ciudadanía de a pie, a escazos metros de la sede de su gobierno, los cuerpos en las calles, las cabezas y los embolsados junto a parques, la inacción, el desgobierno, la ausencia total de la ley que como una avalancha se ha visto impregnada de las omisiones y culpas de sus antecesores, sin embargo, es evidente que la responsabilidad recae actualmente en él.

A Yunes Linares le gusta más la campaña, la diatriba y el contrapunteo con opositores, digamos que esa es su zona de confort. No es un experto en seguridad como se presumió o está siendo evidenciado en su actuar mientras se casa con su Secretario de Seguridad de evidente estrategia fallida.

A Yunes le hace falta, volver al ruedo electoral para distraer con discursos y arrebatos con sus contrincantes para mostrar que sigue siendo ese hombre del puño fuerte y la lengua larga, con la cola del mismo vuelo que sus promesas incumplidas.

Yunes Linares pensó que con el simple de hecho de aceptar que el Estado vivía una crisis de seguridad los problemas se resolverían como por arte de magia. Aquel Estado, ya padece de más a su reciente gobernador. 

Mientras tanto, el mandatario ocupado en la promoción electoral y en su slogan ‘Yúnete’, la cabeza y el cuerpo de tres sujetos permanecen como ofrenda a una entidad que no parece haberse cansado de tanta tragedia. 

Información adicional

  • twitter: @Olmosarcos
Visto 87 veces Modificado por última vez en Jueves, 14 Septiembre 2017 02:16