Lunes, 18 Septiembre 2017 13:33

Perfil del asesino, fuera del debate sobre la muerte de #MaraCastilla

¿Son más los que quieren llevarse la esperanza de nuestra juventud?

¿Qué está tan podrido en nuestra sociedad para que un tipo decida a las 5:00 am que es tiempo para arrancarle la vida a una jovencita de 19 años? ¿Qué hemos hecho tan mal para que Mara Fernanda Castillo Miranda hoy no pueda llamar a su madre o salir con sus amigos, seguir siendo una buena estudiante y una buena hermana? ¿Qué está ocurriendo en el núcleo social para que un tipo decida que es hora de violar, asesinar, robar, ultrajar y que piense que puede quedar impune? ¿Qué tipo de trastornos están ocurriendo en nuestra sociedad inundada de violencia para que la gente pierda ese sentido de humanidad y existan estas tragedias?

Estás preguntas han quedado fuera del debate sobre la desaparición y muerte de Mara Fernanda Castillo, que hoy lloran, sienten y reclaman diversos sectores, pero muy especialmente el joven, de entre 17 y 21 años en Xalapa, Veracruz; de donde era originaria.

Cientos de mensajes con juicios de valor en los que casi todo se ha dicho de la vida de esta joven xalapeña, que si salía, que si tomaba, que si su vida privada y que si no debió abordar la unidad a esa hora. Todo este debate, totalmente inservible. Su desaparición y muerte en el hipermedio también ha sido dolorosa, fatal, una desgracia de sobreexposición.

Como miembros de la sociedad, las verdaderas preocupaciones deberían ser que la impunidad no se haga presente en este caso, y otra, que perfiles como el de Ricardo Alexis están sueltos en las calles, arrasando con la esperanza de la juventud presa de la violencia inmunda que ha echado raíz en nuestro país.

Para la psicología el tema de la violencia, es multifactorial. Sin embargo, existen rasgos que caracterizan a los feminicidios. Ellos son reflejo de inseguridades, necesidad de reconocimiento, de poder, de demostrar la fuerza física, por eso las muertes en mujeres son con muestras de tortura.

'Todo esto que está sucediendo fuera el síntoma de un cuerpo enfermo, es la acumulación de indiferencia, repudio, violencia, ego y más ego y todo que sucede es simplemente el reflejo de nuestra misma sociedad', apuntó la psicologa por la Universidad Iberoamericana, Alma Ramírez Cruz. 

Por otra parte, la sociedad ha premiado el ataque misógino a las mujeres con la risa y la burla, con el castigo al que señala y no al que ataca. La sociedad primero debate sobre si está bien que las chicas salgan y hasta les cuestionan la forma en que se visten, antes de que se señale a quienes pasan del discurso misógino a la acción y luego al ultraje. Los hombres nos hemos equivocado en ver a las mujeres como objeto y parecen abandonarse cada vez más las características que nos dividen de los animales.  

Jóvenes estudiantes residentes en Puebla como Salvador, Emilio, Héctor, Jorge Luis o Hiram, entienden que este problema traerá un cambio a su rutina. ‘Las mujeres están expuestas a la trata y los hombres al tráfico de órganos’, clarifican. Se sienten con miedo, preocupación e ira. Tienen ganas de tomar revancha por los daños a los suyos, piden un cambio, que se acabe esta oleada de violencia, no ven opciones viables en los gobiernos.

Hartos de esta inmundicia, estos jóvenes salen a las calles, en busca de cambiar la historia como ha ocurrido en antaño en este país. Los más desalineados guardan silencio, los más arrebatados están quietos, los más imaginativos hacen vistosas pancartas de repudio, la mayoría se visten de blanco y llaman a la paz, pero en todos ya está sembarada la semilla del terror. 

Mis conclusiones son que estos son tiempos para estar más cerca de los que queremos, con más comunicación, atentos a las oportunidades que nos ofrecen las tecnologías en cuanto a nuestra seguridad, siempre pensando que gente como Mara, que sus familiares que hoy le lloran, no deben pasar por estos tragos amargos en vano.

Queremos que desaparezca esa sensación de que cada vez somos menos los que amamos la vida, a nuestras familias, los que no haríamos daño a nuestros semejantes, los que valoramos a este país, por su historia y su legado, más allá de un momento crítico de violencia que nos tiene a todos con terror. 

Información adicional

  • twitter: @Olmosarcos
Visto 226 veces Modificado por última vez en Lunes, 18 Septiembre 2017 16:27