Images
Martes, 21 Noviembre 2017 22:34

Ya nadie cree en las instituciones de justicia

Tres casos en la agenda del día cuya única verdad es la especulación

Más que Bullying, la desconfianza en las instituciones de procuración de justicia, sus investigaciones, atención, resultados y castigo de delitos, es lo que tiene sumido al país en el vacío de autoridad.

Hechos en la agenda mediática de esta semana hacen evidente el distanciamiento entre la realidad, las investigaciones y las verdades que la gente cree, la credibilidad por los suelos de las historias oficiales y de quienes las cuentan.

El primero es el asesinato a un hombre con un arma de fuego en Calzada Zavaleta en los límites entre Puebla y Cholula. Aunque la versión oficial relata un pleito de borrachos entre un sujeto saliendo hacer compras del supermercado y dos albañiles que terminó de forma funesta, la otra versión incluiría la participación de integrantes de la delincuencia organizada sin un móvil definido.

La versión aceptada por los ciudadanos apunta a que desde meses atrás viene aumentando la violencia, los múltiples hallazgos de cadáveres revelan que la paz se perdió y este hecho en una avenida concurrida no es obra de la casualidad.

El otro hecho es el fallecimiento del testigo clave del caso del exgobernador interino de Veracruz, Flavino Ríos. Pese a que trata de un terrible accidente en su motocicleta, la ciudadanía sostiene el sospechosismo y no cree al 100% la versión de que una persona en medio de tal disputa estaría a salvo de grupos de poder.

Otro hecho que se une a la estela de muerte y suspicacias entre la realidad y las versiones oficiales, es el asesinato del presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos en Baja California Sur (CEDHBCS), Silvestre de la Toba Camacho, quién falleció junto a su hijo en un atentado cuyas aristas son diversas y están por resolverse, en otro caso que es muy probable que le llegue el olvido.

A los tres casos los une el desprecio por las instituciones de seguridad, su nula credibilidad por las historias contadas y el letargo en que el sistema judicial vive en este país.

Tan solo en una jornada, tres eventos han colmado los buzones de entrada de los medios con gritos hacia la autoridad para ofrecer una mejor versión de la realidad o una que al menos parezca más creíble, principalmente en el caso de lo ocurrido en Calzada Zavaleta.

En los otros casos, es la mera coincidencia del incidente, lo que supone que personajes de la vida pública y los hechos que los rodean, no estén íntimamente relacionados con la pertinente acción del poder.

Y mientras, la Procuraduría General de la República mete a la congeladora el escándalo de corrupción que habría llevado a Enrique Peña Nieto a la presidencia, las cosas siguen igual, ningún eslabón se mueve del lugar, todo amanece correcto para una nueva jornada donde la justicia parece un objeto que ya caducó o que simplemente no está de moda.

Información adicional

  • twitter: @Olmosarcos
Visto 210 veces Modificado por última vez en Martes, 21 Noviembre 2017 22:41