Images
Lunes, 27 Noviembre 2017 23:44

Meade: Días aciagos para la opinión pública nacional

Un nuevo producto, la esperanza para ser potencia, vendido desde la prensa oficial

Días aciagos en la cobertura informativa en los medios tradicionales, ocultos bajo el telón del destape de José Antonio Meade, en la cortina de la prensa oficialista nacional.

Días de triunfalismos, de aplausos, días del Revolucionario Institucional, días de abrazos entre consignas emanadas de los capítulos más oscuros de la historia del presidencialismo mexicano, día del el Prinosaurio, días de oscuridad.

En medio, la prensa, cuyo papel determinante en la balanza democrática se hunde detrás de convenios que carecen de la transparencia prometida a inicios de un sexenio distinguido por tres temas: corrupción, un maestro de ceremonias oblicuo y la acrecentada presencia de la muerte.

Primero el mensaje presidencial lleno de elogios que no alcanzaron cuestionamiento alguno en la prensa oficial. El mandatario dijo que José Antonio Meade es una persona íntegra, la prensa oficial reprodujo sin cuestionarse si hablaba de la misma integridad con la que reconoció a Javier Duarte por su espléndido manejo financiero.

Por otra parte, los encabezados de los periódicos nacionales más ligados al gobierno actual, se mostraban exacerbados y casi venturosos del prometedor destino del tapado ‘es el candidato de la esperanza, replicaban’ o ‘con él sí seremos potencia’, repetían.

Luego, sin cuestionamiento alguno, el proceso que consistió en un dedazo o y no decantación, se manejó a la vieja usanza, retrocediendo 25 años en el tiempo, retrocediendo junto a maquinarias que representan confederaciones que no representan más que a liderazgos caciquiles que pelean por sus intereses y de cúpulas, retrocediendo como un pueblo que no ha aprendido de su historia y por ello está destinado a volver a vivirla.

Y luego, la cereza del pastel, el broche de oro de los oficialistas. Como en Cadena Nacional, la cobertura informativa de los medios como Excélsior, La Razón, ADN40, ForoTV y Milenio TV, llevaron (por mucho tiempo) la visita de Meade a la Confederación de Trabajadores de México, donde pudo no existir la presencia de un solo trabajador en el evento, algo que augura tiempos difíciles para la democracia y la opinión pública.

Distinguido Meade por haber trabajado por 20 años en distintas administraciones, con el PAN y con el PRI, siendo solo una pieza de ajedrez, usado para tapar baches y atemperar crisis. Distinguido Meade por la prensa oficialista, esa misma que se queja de la histeria de que nuestro país se convierta en un Venezuela del 2017, cuando la sangre nos dice que México se ha convertido en un Colombia de, quizá, finales de la década de los años noventa.

‘Pero no nos equivoquemos’, dijo el periodista Mario Campos en una reflexión tuitera, ‘que el PRI sea el mismo de antes no significa que México sea el antes’. Y en eso confiamos millones.

Información adicional

  • twitter: @Olmosarcos
Visto 56 veces Modificado por última vez en Lunes, 27 Noviembre 2017 23:53