Images
Lunes, 08 Enero 2018 22:12

¿Cuál versión del PAN llevará Anaya a la urnas?

La oposición complaciente del inicio del sexenio, la que negocia y sonríe como en Veracruz o la que es valiente y certera como en Chihuahua. La oposición que fue, que es, o que quiso ser

El Partido Acción Nacional encarará las elecciones del 2018, entre apretones, jalones, desprecios, suplicios, caprichos y con la incógnita del papel que hará Ricardo Anaya en las urnas del 2018.

Anaya y su partido estuvieron en la mira del partido en el Gobierno, y sus aliados en la prensa, durante el proceso de gestación del Frente, pero ya en la precampaña no parecen figurar, ni tener la atención, ni ser el objeto de la mira destructiva del PRI.

Luego de la declinación de Rafael Moreno Valle, ha quedado claro, que a pesar de la ‘unidad’ en torno al candidato, aún le queda camino por recorrer hasta que todas las versiones del PAN se unan en torno al camino que ha decido recorrer Ricardo Anaya.

El PAN vive actualmente una crisis profunda de credibilidad por su cercanía con el gobierno de Peña Nieto apenas en el amanecer de este sexenio. Acción Nacional, nuevamente quiere posicionarse como la oposición responsable que ha buscado ser históricamente, aunque el halo de corrupción y cinismo peñista los coloca como una repetición más del mismo esquema de poder.

Apenas este lunes, la versión más congruente y atinada de Acción Nacional en este sexenio, acusó desde Chihuahua, el estrangulamiento que intenta hacer el gobierno federal con los recursos del Estado ante la presión gestada por la prensa nacional e internacional que vincula directamente al partido en el gobierno con un escándalo de corrupción para financiar campañas electorales.

Mientras tanto, en el bunker peñista, donde todos se justifican de todo con tal de mantener el barco a flote encallado por los escándalos de su propia tripulación, Chihuahua se ha vuelto la piedra en el zapato de un esquema de control de daños casi teatral.

Allá, muy al norte del país, el PAN resiste, parece abrazar una causa, critica, cuestiona y esgrime la espada con certeza de un caso bien estructurado en el que no se alcanza negociación alguna con tal de hacer valer la justicia y verdad que tanto necesita un pueblo tan lastimado como el de la entidad de mayor tamaño en este país. Ahí el PAN premia a su historia, lucha, no da tregua, no baja la mirada ni está cansado, ese es el PAN que merece nuestro respeto.

En Guanajuato, el PAN que ya mira hacia el 2018 en uno de sus principales bastiones, vuelve a las andadas. Se vuelve cómplice del sistema, abraza al PRI en el egoísmo de perpetuarse en su localía. El PAN se abandona, vuelve a echarse para atrás, sus figuras analizan la negociación antes que el empuje libertario, y Acción Nacional, sucumbe, no es opción y se rinde ante el que fue némesis mayor.

Y luego, el PAN en Veracruz, un sitio común en donde están completamente sometidos a los deseos de los Yunes azules, una dinastía dispuesta a hacer lo que sea necesario con tal de sobrevivir temporales.

En ese Estado, el partido no reparó en sostener una relación por demás ominosa con el gobierno federal. Complicidad, negociación y un circulo podrido hacen de ese PAN una versión extraída de las más viejas prácticas del PRI, el mero cambio de rostro de la misma estructura que tanto daño causó durante los últimos 13 años.

Y en Puebla, el PAN, vive en un limbo. Aislado, pero consciente de su control estructural sobre el PRI, mantiene su maquinaria bien aceitada para impedir el acceso de otro partido al poder. Un PAN que al mismo tiempo fue oposición consistente para hacerse del poder que utilizó a sus antiguos enemigos para su propia conveniencia.

Hoy, todas estas versiones y tribus de un partido que no parecía fracturado, deben converger y sumarse con el aceite para apoyar a Anaya por la presidencia. El PAN deberá definirse si sigue la línea de Puebla y se mantiene aislado, si sigue la línea de Guanajuato y Veracruz manteniendo vivos los pactos y negociaciones o si toma la ruta de Chihuahua y Corral y se redignifica para ser una opción viable para cientos de mexicanos cansados del mismo grupo comprobadamente corrupto que ya hace 30 años dominando electoralmente al país.

Información adicional

  • twitter: @Olmosarcos
Visto 270 veces