Images
Viernes, 27 Octubre 2017 08:20

Cuentas alegres y dinero imaginario para 2018

5 billones 279 mil 667 millones de pesos y el terreno de la fragilidad

Con ajustes a la propuesta del Ejecutivo, principalmente en el precio estimado del petróleo y el tipo de cambio del dólar, las dos Cámaras del Congreso de Unión “consiguieron” incrementar en 43 mil 291.4 millones de pesos los ingresos del Gobierno Federal, lo que no deja de ser por ahora una expectativa artificial, casi imaginaria, que muy probablemente derivará en recortes hacia el primer semestre del próximo año.

La noche de este jueves y prácticamente sin moverle una coma a lo que ya había avalado la Cámara baja, el pleno del Senado de la República aprobó en lo general con 90 votos a favor y 29 en contra la Ley de Ingresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal 2018, que prevé una recaudación de 5 billones 279 mil 667 millones de pesos.

Muchos de esos millones, ojalá solamente sean decenas o cientos y no miles, están en el terreno de la fragilidad, pues en el flujo de los meses del próximo año y ante la inestabilidad que pueden traer los días del proceso electoral, podrían no recaudarse, no llegar al erario.

La propuesta que el Ejecutivo entregó al Congreso a principios de septiembre era conservadora en cuanto al petróleo y al dólar, pero los diputados incrementaron, poco, pero al fin de cuentas subieron la expectativa de recaudación y tocaron también el tipo de cambio, y los senadores respaldaron esta visión.

En cuanto a pesos por dólar, se hace colchón, pues desde la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) se había presupuestado que estaría en 2018 en un promedio de 18.10; pero los legisladores -aquí sí responsablemente- dieron un margen de 35 centavos más y lo situaron en 18.45 pesos por dólar.

Sin embargo, hay que recordar que en este 2017, incluso llegó a los 22.10 pesos por cada billete verde. Ahí hay fragilidad.

Sobre el precio del barril de petróleo, el cuento es peor: en las cámaras lo incrementaron de los 46 dólares que había propuesto la SHCP, a 48.5 dólares; 2.5 dólares más, lo que resulta peligroso, con una economía que depende de sus ventas de crudo, “petrolizada”, como se le ha dado en llamar.

Es de ahí de donde salen los ingresos adicionales por 43 mil 291 millones de pesos, que hoy por hoy, son solamente imaginarios.

Además es sumamente riesgoso, si se toma en cuenta el referente aciago de diciembre de 2015, cuando el precio del barril cayó hasta los 32.30 dólares.

Ya resuelta la Ley de Ingresos, ahora se quedará, se supone y así es constitucionalmente -aunque siempre meten mano senadores, gobernadores y hasta particulares-, la Cámara baja a solas, pues su atribución exclusiva, para la distribución de los recursos en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF).

El jaloneo de cada año no es sobre una cantidad tan abundante como se pudiera pensar, ya que de los 5.2 billones que hay en la bolsa, alrededor de 80 por ciento ya están comprometidos en gasto corriente y compromisos financieros, es decir, deuda.

No se equivocan quienes utilizan el lugar común de que el PEF es “una cobija que no alcanza para tapar a todos”. Lamentablemente es así.

 

Álvaro Ramírez Velasco 

Información adicional

  • twitter: @Alvaro_Rmz_V
Visto 326 veces