Images
Miércoles, 08 Noviembre 2017 19:13

Lastiri enfrentaría a Armenta por el Senado

Derrotas y acomodos que ocasionan un duelo propio del ringside

La claudicación de Juan Carlos Lastiri Quirós a su porfía de que solamente la consulta a la base podía ser la vía para elegir candidato a la gubernatura, y aceptar ahora la convención de delegados, lleva también el mensaje de que el subsecretario de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) se ha bajado ya de la contienda interna del Partido Revolucionario Institucional (PRI) por Casa Puebla y que en su horizonte se otea ahora una meta más realista: competir en la primera fórmula priísta por el Senado de la República.

Al recibir ayer nuevamente el apoyo de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), el zacateco dijo, de acuerdo con la nota de Parabólica: “no vamos a ser factor de división, vamos a ser factor de unidad; daremos todo el apoyo al Comité Ejecutivo Nacional y a la decisión del Consejo Político Estatal con respecto al método de selección a candidato a gobernador”.

Luego, apareció un video, que en apariencia es una entrevista, con Jesús Morales Flores, apuntalándolo con lisonjas para ser el candidato a la gubernatura.

Eso podría ser de muy mal augurio, si no que le pregunten a Javier López Zavala, quien en los días en que, ya derrotado en la contienda por la gubernatura, buscaba como premio de consolación la dirigencia estatal del PRI.

Entonces, el chiapaneco provocó el respaldo mediático del hermano del ex gobernador Melquiades, lo que resultó como haber sido besado por el diablo. López Zavala nunca llegó ni llegará, en el mediano plazo, a despachar en las oficinas de la Diagonal.

Lastiri tiene un buen capital político, mañas y cualidades, habilidades y trayectoria y bien merecería ir en la primera fórmula de las candidaturas del PRI a la Cámara Alta.

Ya en 2012 estuvo a punto de llegar a senador -“el estado ideal del hombre”, según el todavía panista Felipe Calderón, aunque él nunca lo ha sido-, pero tuvo que ceder su espacio a María Lucero Saldaña Pérez, por el tema de género.

Ahora los astros se conjugan, aunque como Plan B, para que el ex presidente municipal de Zacatlán (1996-1999) se enfrente en las urnas al otro casi seguro candidato de primera fórmula del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Alejandro Armenta Mier.

En la contienda por los tres escaños seguros que tendrá Puebla, dos de mayoría relativa -las dos fórmulas del partido o coalición que gane en las urnas- y uno de primera minoría -la primera fórmula del partido o alianza que quede segundo-, Acción Nacional (PAN) todavía no ha mostrado ni se perciben cartas fuertes.

(También llegarán sin duda otros senadores o senadoras poblanas, a través de la Lista Nacional, equivalente a plurinominal).

La reciente andanada de descalificaciones contra Alejandro Armenta Mier nos muestran con mucha claridad el tamaño y fortaleza con que sus adversarios ven al hoy diputado federal lopezobradorista. Literalmente lo miran de abajo hacia arriba.

El ex priísta conoce y lo conocen en todo el estado. Tiene experiencia y, como Lastiri, mañas y cualidades. Es peligroso en las urnas y en tierra en campaña para sus adversarios.

Efectivamente es harto pasional y se lanza al vacío sin paracaídas, pero eso le gusta a mucha gente.

Mientras más agresivas vengan en los próximos días las descalificaciones contra él, que llegan con más de una década de retraso, más claras tendremos sus reales opciones de triunfo. Son directamente proporcionales.

Lastiri vs. Armenta. Vale bien la pena adquirir boletos de “ringside”.

Álvaro Ramírez Velasco

Información adicional

  • twitter: @Alvaro_Rmz_V
Visto 208 veces Modificado por última vez en Miércoles, 08 Noviembre 2017 19:16