Images
Lunes, 18 Diciembre 2017 08:48

Beatriz y Juana, el duelo de las consortes

Las dos con 48 años tienen papeles muy distintos para sus maridos, AMLO y Meade

Si de por sí se ve complicado el camino de José Antonio Meade Kuribreña hacia la Presidencia de la República, mucho más cuesta arriba sería de no tener participando directamente en su campaña a su esposa, Juana Cuevas Rodríguez, economista y pintora -no importa si mala o buena-, que le aporta mucho al precandidato de la alianza que conforman PRI, PVEM y PES.

Enfrente, la historia es otra: qué falta le hace al amargo Andrés Manuel López Obrador, precandidato y el “definetodo” del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), además de puntero en las encuestas, aprovechar el lado amable, inteligente, pausado y suave que le puede brindar la escritora poblana por adopción Beatriz Gutiérrez Müller (hay quienes lo escriben también Mueller), su consorte.

Juana Cuevas ha comenzado a sobresalir en los actos proselitistas del ex secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), al grado de que el sábado pasado en Puebla se acuñó, aparentemente con espontaneidad, el grito “Juana Primera Dama, Juana Primera Dama”.

La mujer que lo acompaña hace 23 años como esposa y muchos antes como novia, desde los años de universidad, le aporta muchísimo a Meade.

Le quita, de entrada, lo monocromático y nos hace olvidar su imagen anodina. Cuevas lo hace ver interesante a la vez que terrenal. Se adivinan juntos como pareja-complemento.

En tanto que la segunda, Gutiérrez Müller pareciera, sobre todo en la pasada campaña presidencial del tabasqueño que le tocó, haber optado por el ostracismo y muy pocas apariciones, al menos hasta hace un par de meses, cuando decidió protagonizar un video, al lado de su esposo, cantando en estudio “El necio”, de Silvio Rodríguez, para el documental del político tabasqueño.

Beatriz, ex reportera del desaparecido “El Universal de Puebla” y La Radiante 105.1 FM, parecía -y a veces aún da esa impresión- automarginarse o preferir ser soslayada.

Andrés y ella dejan la sensación de ser una pareja en la que el varón es muy tradicional y prefiere tener a su consorte un paso atrás, que no permite que le regateen los reflectores de la escena.

Las consortes, Juana y Beatriz -por cierto con 48 años de edad las dos-, tiene cualidades profesionales y personales a la vista, con la diferencia de que Cuevas ha tenido un papel protagónico desde el principio y, hay que reconocerlo, se ve genuina y se les ve química al -reitero- monocromático Meade y ella.

En cambio, Beatriz y Andrés Manuel se ven forzados, a veces en los mítines en que ella ha aparecido, principalmente en los últimos años, se perciben distantes.

El serrano la avasalla, no la complementa ni se deja complementar, al menos es la sensación que queda en público.

No recuerdo que el candidato de la alianza “Juntos Haremos Historia” (Morena, PT y PES) le haya permitido a Gutiérrez Müller tomar con frecuencia la palabra en sus concentraciones. Ella detrás, él al frente.

beatriz gutierrez

Meade y Cuevas se conocieron como estudiantes en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y desde aquellos años son compañeros.

Él hizo carrera en la burocracia dorada, luego en subsecretarías a secretarías de Estado y, ahora, ha resultado el prototipo -visto así en Los Pinos- del “candidato ciudadano”, que puede amortizar el voto antiPRI.

Ella, de acuerdo con reportes de los medios, se dedica al arte y a labores altruistas, principalmente, desde el voluntariado del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

López Obrador y Gutiérrez Müller cruzaron sus caminos cuando él era jefe de Gobierno de la Ciudad de México y, lamentablemente, estaba próximo a la viudez.

Ella estudió la licenciatura en Comunicación, luego una maestría en Letras Hispanoamericanas y un doctorado en Teoría Literaria, en la Universidad Autónoma Metropolitana, plantel Iztapalapa. Trabajó para algunos medios en Puebla y luego regresó a su natal Ciudad de México a trabajar en el gobierno que encabezó López Obrador.

Ha publicado una decena de títulos, el más reciente “Dos Revolucionarios a la Sombra de Madero”.

juana meade

¿Qué si los perfiles de las consortes de los candidatos que se disputarán la Presidencia podrían resultar intrascendentes?

No, todo lo contrario. Para nada me parece ocioso revisarlos.

Solamente un dato: la Lista Nominal está conformada por 87 millones 528 mil 700 potenciales votantes. De ese listado del Instituto Nacional Electoral (INE), 48.12 por ciento lo integran varones y 51.88 por ciento mujeres.

Saque usted sus conclusiones.

 

Álvaro Ramírez Velasco

Información adicional

  • twitter: @Alvaro_Rmz_V
Visto 494 veces
Más en esta categoría: « Los patológicos yerros de AMLO