Images
Jueves, 15 Junio 2017 13:20

La guerra contra los falsos holísticos

Contra los yogui vegano activistas tejedores

“La palabra holístico u holística es un adjetivo que define la práctica misma de la filosofía holista, es decir, lo holístico se fundamenta en que cada sistema ya sea físico, biológico, económico, etc., y sus propiedades, deben ser estudiadas de forma general y no individual ya que de esta forma se puede tener un mayor entendimiento de su continuidad, sin tener que hacerlo por medio de las partes que lo integran. Lo holístico puede ajustarse a un concepto o punto de vista en donde se le da mayor importancia a una percepción más integral y completa en el estudio de una realidad”, así lo dicta claramente esta nueva fav web www.conceptodefinición.de, muy útil si estás buscando un concepto o una definición (guiño guiño).

Y como en el sentido holístico tengo que ver a los holísticos como un todo, pues, lamento mucho que mis opiniones generalizadas afecten con mi crítica personal y para nada profesional a quienes llevan la práctica del pensamiento holístico de manera congruente. Ya saben que una manzana vieja pudre al resto en la canasta.

El problema que tengo con la gente que se inclina por el pensamiento holístico se fundamenta en que en realidad lo que dicen me hace mucho sentido: sí, todos somos uno porque #energía. Yo soy tú, y tú eres yo. In lakesh. Hay más de lo que pudiéramos entender en esta tierra. Cambias el mundo cambiándote a ti mismo. Aquí y ahora. Awarness. Me encanta. Es una filosofía que me da paz y me conforta.

Por eso detesto a sus representantes tan humanos, tan inmundos.

Déjenme explicarlo porque me siento a un paso de la hoguera: según mi cosmovisión, todas las personas nacen buenas, sus decisiones hacen que bailen oscilantes de un lado y el otro del límite entre la bondad y la vileza, pero en esencia son bienhechoras.

En ese danzar sobre la Línea Amarantística las personas pierden el equilibrio y se caen del lado oscuro repetidas veces. Y siempre hacen un esfuerzo para saltar hacia la iluminación de manera habitual, porque así es su naturaleza.

Cuando una persona, cuyo camino está más inclinado hacia la oscuridad que hacia la luz, se compromete a negar su naturaleza, se somete a la voluntaria y prolongada  privación de emociones negativas de manera dogmática y no esencial, se acumula en su interior una madeja ardiente de vileza que escapará en el momento menos esperado en contra de alguien a quien le hayan entregado mucho amor.

Este fenómeno es causado por el constante esfuerzo que imprimen para permanecer del lado bondadoso que se satura y cruza por ósmosis la membrana semipermeable que se localiza en el límite de la Línea Amarantística. Es decir, mientras más “bondadosos” se obligan a actuar, más deseos de ser malvados acumulan. Y lo son en cuanto las circunstancias les favorecen.

Creo que es un consejo viable establecer un diálogo defensor que podamos utilizar cotidianamente ante las adversidades de la vida diaria que nos deje vaciar poco a poco nuestras cargas de maldad para que en los momentos donde nos absorbe la oscuridad, podamos desear regresar a la luz y no viceversa.

Así que, si eres un yogui vegano activista tejedor, que organiza bazares de trueque con ceremonias maya de purificación para recolectar fondos que donarás para la creación de albergues para cachorros sin hogar que serán adoptados por abuelitos abandonados, haznos un favor y reparte una buena dosis de mentadas de madre al día, regresa la hamburguesa de soya si te la trajeron fría y regaña al cachorrito manco si se orinó en tu sala de palletes con cojines de telas recicladas bordadas a mano por las indígenas huicholes a quienes les conseguiste la exportación de sus productos a Europa para crear una fundación de soporte económico autónomo que les asegure comida, salud y techo.

Johnny don’t be that good. Life is a bitch.

Información adicional

  • twitter: @Amarantalks
Visto 419 veces Modificado por última vez en Jueves, 15 Junio 2017 13:22