Images
Jueves, 04 Enero 2018 17:40

Recrimina Ibero falta de acceso a una vida sin violencia para las mujeres poblanas

A dos años de que se solicitó la alerta de género descartan avances en la maeria

A través del Observatorio de Violencia Social de Género Puebla (OVSG-P) del Instituto de Derechos Humanos Ignacio Ellacuría, SJ, de la Universidad Iberoamericana Puebla, se realiza un seguimiento hemerográ­co tanto a casos de probables feminicidios, como a la actuación de las instituciones del Estado de Puebla frente a la violencia contra las mujeres. Como resultado de este proceso, hemos identi­cado un patrón sistemático de violencia feminicida en la entidad, así como la minimización por parte de las autoridades estatales de las distintas manifestaciones de violencia extrema contra las mujeres, evadiendo con ello su responsabilidad de garantizar a todas las poblanas una vida libre de violencia.

Según datos del OVSG-P, la cultura de desigualdad contra las mujeres, la misoginia, la naturalización y tolerancia de la violencia que se vive en el estado han favorecido que, de enero al 4 de diciembre de 2017, cada 3.4 días1 una poblana fuera asesinada por razones de género. Las cifras de los feminicidios -entendidos como la expresión más violenta del poder hegemónico patriarcal- son alarmantes, y la obligación del Estado de prevenirlos, investigarlos y sancionarlos resulta ineludible. La Fiscalía General del Estado de Puebla, desde el año 2015 hasta agosto del 2017, ha registrado 115 casos de probables feminicidios, mientras que los datos reportados por el OVSG-P se duplican, alcanzando hasta 246 casos en el mismo periodo.

Los casos más recientes de feminicidios ocurridos el año que recién concluyó, como la muerte de Mara Fernanda Castilla, de Gisela López, Patricia Mora Herrera -entre otros-, denotan que a casi un año de emitirse el Protocolo de Investigación del Delito de Feminicidio para el Estado Libre y Soberano de Puebla en el Sistema Penal Acusatorio, la Fiscalía aún no lo aplica íntegramente, entre otros aspectos porque no ha proveído a las y los familiares de información básica antes, durante y después de las labores forenses. Tampoco se han considerado ni atendido sus preocupaciones, dudas, preguntas ni objeciones, en contravención a lo que establece el referido Protocolo.

De igual modo, no hay certeza de la aplicación del Protocolo para la Aplicación de las Órdenes de Protección para Víctimas de Violencia en el Estado de Puebla, a pesar de ser estas medidas preventivas ante el feminicidio. El sexto indicador de la recomendación 11 para el gobierno del estado de Puebla, emitido por el grupo de trabajo conformado para atender la solicitud de Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres para el Estado de Puebla, fue la “generación de reportes sobre el seguimiento de las medidas de protección implementadas”. Sin embargo, en el Dictamen sobre la implementación de las propuestas por parte del gobierno del estado, el grupo de trabajo señaló que no se presentó ninguna evidencia de la implementación de tal reporte, por lo que el propio grupo de trabajo considera que esta propuesta no ha sido cumplida.

Lo anterior denota que la prevención de la violencia contra las mujeres, aún es incipiente, desarticulada y no se atiende su­ficientemente, ni con la emisión de órdenes de protección frente a los altos índices de violencia, ni con la campaña impulsada por el gobierno estatal “De una vez por todas”, Política Pública Integral para prevenir y combatir la violencia de género.

Por ello y tomando en consideración que, a pesar de la presión social, local, nacional e internacional para emitir la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres en el Estado de Puebla, la declaratoria ha sido negada, exigimos a la CONAVIM, a la Secretaría de Gobernación y al gobierno del Estado de Puebla:

PRIMERO. Acatar urgentemente las once recomendaciones y las ocho medidas especí­cas emitidas por el grupo de trabajo conformado por la SEGOB–CONAVIM cuyo plazo vence el 7 de enero del año 2018 (a sólo unos días), de impulsar políticas públicas que permitan enfrentar la problemática de la violencia contra las mujeres de manera eficaz y, en consecuencia, garantizar sus derechos. Tales acciones y medidas representan el piso mínimo para enfrentar la violencia feminicida en el Estado y emanan de la Convención Belém do Pará y de la Ley para el Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia del Estado de Puebla.

SEGUNDO. Iniciar la investigación de todos los casos de muertes violentas de las mujeres como probables feminicidios desde una perspectiva de género, acatando el Protocolo de Investigación del Delito de Feminicidio para el Estado Libre y Soberano de Puebla en el Sistema Penal Acusatorio.

Nos negamos a que la impunidad ante los delitos cometidos en contra de las mujeres y la misoginia albergada en cada una de estas muertes pasen desapercibidas. Exigimos por parte del Estado cuidar y garantizar la integridad, la vida, la seguridad y la paz para cada una de las mujeres.

No a la violencia, al machismo, a la invisibilización, a la revictimización e indiferencia de la violencia de género en el Estado de Puebla. Sí a la vida, a la libertad y a la justicia para todas las mujeres.

Visto 44 veces