Images
Miércoles, 21 Febrero 2018 07:29

La misión (casi) imposible de Enrique Doger Guerrero

  • twitter: @gomezcarlos79

Debacle contra Morena o el morenovallismo

Enrique Doger Guerrero sabe que tiene enfrente una misión casi imposible: ganar la elección a gobernador de Puebla.

No se trata de su estado de ánimo –que es muy positivo-, tampoco se trata de su capacidad de diálogo y debate –que es muy bueno en momentos de la confrontación política-, es un tema de circunstancias, de formas y de fondo de la política.

Y en estos momentos las circunstancias de Enrique Doger lo ubican en un escenario adverso a nivel nacional en donde su candidato a la Presidencia de la República, José Antonio Meade, está estancado y no convence ni su a familia.

El PRI está en un debacle por el mal gobierno de Enrique Peña Nieto, lo maltratada que está la marca del tricolor y su pésimo candidato.

El escenario local no es mejor.

Desde el 2010 que el PRI perdió la gubernatura no ha podido frenar la caída libre, que lo ubica en estos momentos como la segunda fuerza electoral y que este mismo 2018 podría quedar como la tercera fuerza detrás del PAN o Morena.

La mayoría de operadores políticos se fueron con el morenovallismo y eso se reflejó en la paliza que recibió Blanca Alcalá en las elecciones del 2016.

Los casos más recientes son Alejandro Armenta y Nancy de la Sierra que se fueron como fórmula al Senado por Morena o Graciela Palomares que muy probablemente sea la candidata del PANAL a la Presidencia Municipal de Puebla.

Estos son sólo algunos ejemplos de priistas que decidieron abandonar el barco antes de que se hunda y no creyeron más en el proyecto priista.

La presencia ayer de José Antonio Meade no compensa el abandono político y financiero que resintió Enrique Doger en el periodo de las precampañas.

Miguel Barbosa y Martha Erika Alonso prácticamente acapararon todos los reflectores durante ese periodo y dejaron muy rezagado a Enrique Doger Guerrero.

Hasta en el debate del gasto de las precampañas está fuera el virtual candidato del PRI.

No se ve cómo se pueda meter a la contienda a la gubernatura el ex rector, ex alcalde y ex delegado del IMSS.

Quizá tenga un plan B, o un plan C.

A nivel nacional Enrique Peña Nieto y José Antonio Meade le restan puntos al PRI y en territorio poblano los priistas buscan refugio en Morena o en el morenovallismo.

Los que aún son priistas es porque no recibieron ninguna oferta de Morena o el morenovallismo.

¿Cómo podrá ganar Enrique Doger con estas circunstancias?

Se ve casi imposible.

Aunque, en política todo puede suceder.

** ** **

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Carlos Gómez