Images
Lunes, 30 Abril 2018 23:24

Cheque en Blanco

  • twitter: @vicmani1

El Arrancadero por VicMAN

En política los escenarios es la mejor manera de aplicar la tan llevada y traída estrategia del “Arte de la Guerra” de Sun Tzu, este libro más que ser un legado meramente militar es todo un recetario que trae como propósito fundamental ver las posibilidades que tienes frente a tus adversarios, saber que terreno pisas y cuál será la posibilidad de ganar territorio o debilitar a tu adversario o finalmente mantener a tu ejército en pie de lucha y recomponer su estrategia esperando un mejor escenario para volver a posicionar tu estrategia.

Día a día las posibilidades se decanta por una derrota al sistema y sus aliados, hoy el encono que existe entre la población contra lo que ha sido el gobierno de PAN y PRI a nivel federal ha logrado unificar hasta hoy que finalmente AMLO el eterno candidato logre convencer al electorado que su proyecto de transformación tenga vialidad frente a los excesos y promesas de los dos partidos que han gobernado este país sin que la población vea un cambio real y que impacte en las necesidades y prioridades de cada familia.

Hoy por hoy la deuda en materia de seguridad, impunidad, corrupción y falta de claridad en el manejo de los dineros, hace que la población se aleje de sus campañas y sus propuestas, claros estamos que los dos candidatos que abanderan las propuestas de PRI y PAN cada día hacen circo, maroma y teatro para alcanzar simpatías en sus respectivas campañas, pero las encuestas desinflan y ponen nerviosos a sus equipos, estrategas y quienes deciden el quehacer cotidiano de cada campaña.

Por ello tomar el famoso libro El Arte de la Guerra es un hecho que espero estén haciendo los warrooms de cada candidato, el objeto es empezar a considerar una estrategia que lleve a crear un frente de guerra a lo que realmente avecina ante la inminente derrota del sistema, y aquí quiero poner a la consideración del electorado, no firmar un cheque en blanco a quien gobierne en los próximos 6 años.

México es un país de instituciones que gobierno a gobierno ha construido con inteligencia, sangre y traición, pero que al día de hoy tenemos instituciones, que permiten garantizar, que estas están por encima de las personas y sus gobiernos, el simple hecho que el Estado como tal se divida en tres poderes: Ejecutivo, Legislativo y Judicial, cada uno con autonomía e independencia y ninguno está por encima de otro sino en plena facultad de su función.

Pero este hecho lo hemos confundido al creer que el poder legislativo está subordinado al ejecutivo, probablemente de facto si lo ha hecho por el manejo discriminado que tiene el ejecutivo del presupuesto y los dineros de la nación lo que ha creado ese círculo vicioso y que ha sometido a quienes encabezas las negociaciones del poder legislativo, este poder como tal han sido quienes peor calificados estén por parte de la ciudadanía, por sus escándalos, excesos y falta de compromiso a la hora de legislar en favor de la población.

Pero les tengo una propuesta, para no firmar un cheque en blanco, y seguir obteniendo un equilibrio verdadero entre poderes, el poder legislativo puede ser el contrapeso perfecto para medir, contrastar y cuantificar las verdaderas intenciones de quien gobernara este país por 6 años, este poder si logra generar un equilibrio objetivo y eficiente, evitara que tengamos un país de ocurrencias, humores y necedades que rompan con el equilibrio de lo ya construido, garantizar el funcionamiento de las instituciones y evitar que la hoy campaña de la transformación no se vuelva un cheque en blanco a quien decidirá los rumbos de un país de instituciones, estructuras que han sido probadas para mejora de los servicios que el país demanda a su gobierno.

La diferencia entre el Legislativo y Ejecutivo es que el primero divide su poder en 500 personas para tomar una decisión y aprobar o rechazar cualquier iniciativa que pueda tener el Ejecutivo, lo que hace que quienes encabecen cada fracción parlamentaria se vuelva clave para la toma de decisiones, caso contrario el Ejecutivo recae en solo una persona, que aunque tiene un equipo de operación y ejecución de mando todos son subordinados al mandato de uno, por ello no podemos más que ejercer nuestro voto con la única intención de que haya un verdadero equilibrio de poder.

No podemos dar pasos al vacío, porque la historia revela que cualquier contrapeso evita una sobreexposición del poder y puede destruir lo bueno ya alcanzado y se va a diluir todo esfuerzo positivo del pasado.

Reitero mi compromiso hoy más que nunca, trato de llamar tu atención para razona, observa y ejerce tu voto con inteligencia y cordura, este país puede dar una oportunidad a quien sea, pero las instituciones deben estar por encima de las personas aunque sean personas quienes le den vida a estas, no firmemos cheques en blanco, recuerden en Cuba, en Venezuela y en Alemania, la euforia de un cambio desmedido cambió el rumbo de esos países, hoy México está en la antesala de ello, no nos debemos equivocar, porque después no hay reversa y consolidado el voto los arrepentimientos solo se convierte en el pretérito imperfecto “hubiera” y mañana él hubiera no existe, vota pero reitero lo puedes hacer con conciencia de causa, y fortalezcamos el equilibrio de poder y determinemos el México que realmente queremos para nuestra familia.
. Sugerencias y comentarios en Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.