Images
Viernes, 04 Mayo 2018 10:32

Las razones del voto

  • twitter: @vicmanii1

El Arrancadero por VicMAN   

Esta semana la controversia se enfila en un dilema para quienes están en segundo y tercer lugar en las encuestas, y se trata de convencer quien declina por quien, claro que ésta situación no es un paso fácil para cualquier equipo de campaña y mucho menos para los candidatos mismos, primero por su orgullo personal, y segundo, a estas alturas del partido ya los agravios y las descalificaciones dañaron los egos y se fueron más allá de las exhibiciones públicas de cada uno de los candidatos, lo que resulta que aún cuando se diera dicho pacto, este resultaría un acto desesperado para crear una competencia real con el puntero de la carrera presidencial.                                          

Esta situación a lo que llevaría es a concretar lo que, el candidato de la coalición Juntos haremos historia siempre ha dicho que entre PRI y PAN existe un acuerdo real de complicidad en el ejercicio del poder, aun cuando en el discurso pareciera lo contrario, y finalmente se confirmaría la existencia de la mafia del poder, éste simple hecho polarizaría más el voto y lo decantaría hacia un solo lado, esto se reduciría a un plebiscito entre seguir con el acuerdo de cogobernar cómo ha sido en estos 18 años en que el PRIAN ha logrado acuerdos y cooperación que han generado la situación actual de nuestro país, (corrupción, impunidad, inseguridad, sometida con soberbia y descaro).                     

Muchos dirán que esto no es posible, pero reflexionemos la disyuntiva a estas alturas de la contienda es seguir con el actual régimen encabezado por cualquiera de los dos proyectos: la actual administración o la que gobernó los primeros 12 años de este nuevo siglo, de ese tamaño es el peso de los actuales proyectos tanto de un candidato de PAN-PRD-MC  o del otro candidato del PRI-PVEM-PANAL. Ambos muy vistos en su actuar y que después de 18 años la sociedad en conjunto no alcanza a valorar las ventajas que estos proyectos representan, en contraste con un proyecto que lleva 18 años con la misma línea discursiva de confrontar un proyecto de alternativa de nación y que ha exhibido muy a su estilo los excesos y complejidades de ambos proyectos, sobre todo en temas muy sensibles para la sociedad en su conjunto, lo que lo pone en una posición real de pedir una oportunidad de poner en consideración esta alternativa de nación, y generar una expectativa real de lograr dicho objetivo.                                                                                            

Mucho se habla que es una campaña de emociones y contraste de proyectos, pero la realidad es que esta es una campaña de dos proyectos a elegir, el proyecto del PRI o PAN versus el de Morena, que viéndola en perspectiva nos lleva a decir al electorado si votas por 6 años más de lo mismo o refrescar con otro proyecto diferente.                                                                                           Paradojas del camino, Meade un candidato ciudadano y funcionario que participó directamente como secretario de Hacienda en los gobiernos de Calderón y Peña Nieto, pero que su plumaje está limpio. El caso de Anaya es más complejo que lo que realmente es, ya que éste proyecto no se puede sustentar por dos razones, primero la falta de credibilidad en su actuar tanto en su vida personal como en su carrera política, por un lado todo el escándalo de su empresas fantasmas, su vida tan onerosa repleta de viajes personales que bien justificados no lo apartan a sospechar como con un salario tan modesto le permitían lujos tan escandalosos y despreciar la educación pública y privada de nuestro país, contrastada con lo que puede ser educarse fuera de nuestros país a sus hijos, también justificable, mas no entendible que esta situación hoy lo contrastamos en su actual actividad como candidato, y que decir de su actuar político donde la constante siempre fue aprovechar la confianza de quienes impulsaban su meteórica carrera política ya que en todas las posiciones donde tuvo una oportunidad siempre dejo el tufo de la traición de cada mentor o aliado con los que pactaban y poder concretar sus aspiraciones.                                                                                   

Ante esta disyuntiva en contraparte 18 años de exponer en tres campañas los abusos, excesos, falta de probidad y calificar a los nuevos gobernantes como una mafia que lo único que ha demostrado es su sed insaciable de lucrar con los actos de corrupción en un país, donde los recursos naturales, minerales y del petróleo se han diluido durante años en muy pocas manos.

Ante este escenario mucho me temo que hoy el electorado solo tiene 2 opciones de gobierno, más de lo mismo u optar por probar una alternativa, ante esta realidad cada día inminente, la carrera presidencial se perfila ante el proyecto del viejo opositor, si la circunstancia así lo decide. Mi única preocupación es que entreguemos nuestra esperanza sin candados, hagamos un esfuerzo por construir un equilibrio de poder para evitar desencantos y desilusiones que después no tengan remedio y tengamos que padecer 6 años para una nueva oportunidad. Vote pero hagamos un esfuerzo por un equilibrio y el poder legislativo es la opción, no todo es la Presidencia también los diputados y senadores hacen un equilibrio en la toma de decisiones.                

Sugerencias y comentarios Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.