Images
Domingo, 25 Febrero 2018 20:56

Marcelo García complota

  • twitter: @FerMaldonadoMX

Pocos personajes como Marcelo García Almaguer 

Pocos personajes como Marcelo García Almaguer con la perversidad suficiente para influir en forma negativa en la agenda de dos gobernadores al hilo y, además, colocar en un ángulo de vulnerabilidad a una candidata al gobierno del mismo grupo.

Tan inestable como su propio talante, el personaje a quien aún gusta de dictar columnas de manufactura barata cometió la más grande de las torpezas (no es la única ni la última) cuando utilizó un arma de doble filo con Violeta Lagunes, objeto de los peores calificativos en medio de una convicción general por frenar abusos contra las féminas.

Los malos humores del orquestador del acto cobarde terminó por llevar a Martha Erika Alonso, de la coalición Por Puebla al Frente, a un desfiladero político y con ello un obligado control de daños cuando ni siquiera ha comenzado la campaña.

Una semana antes de la publicación del conjunto de insultos contra Lagunes, la candidata había echado mano de una línea discursiva que atendía a su derecho a ser candidata, más por su trabajo en la escena pública, que por ser la consorte del ex gobernador Rafael Moreno Valle.

Lo demás era, según su propia apreciación, violentar sus derechos como mujer. La vacuna había funcionado medianamente bien... hasta que el enano del tapanco (http://parabolica.mx/2017/columnas/parabolica/item/4675-garcia-almaguer-el-enano-del-tapanco) decidió cobrarle a la ex panista Violeta Lagunes la filtración de un audio incómodo.

El debate sobre la violencia política de género que Alonso Hidalgo había manejado con solvencia, la colocó en una posición reactiva y extendió más de lo necesario esa discusión pública, lo que terminó por desactivar el antídoto para la abanderada.

No será el último acto de traición de García Almaguer, que trabaja expedientes de agravio para otros miembros conspicuos del círculo al que él mismo pertenecer: el diputado federal Eukid Castañón Herrera; el ex secretario de Finanzas, Roberto Moya Clemente; y el diputado local, Jorge Aguilar Chedraui.

¿Para quién trabaja este personaje que ha colocado como blanco de sus dardos envenenados a personajes de la talla de Luis Maldonado Venegas, Humberto Tapia y hasta Maximiliano Cortázar? La lista de personajes agraviados se extiende y la lista de los pasos del orquestador, a la vista.

Al gobernador Antonio Gali le echó por tierra el proceso de reconciliación con un sector que el antecesor lastimó hasta el hartazgo cuando uno de los columnistas al servicio del enano del tapanco abrió fuego contra la prensa insumisa desde un periódico de dudosa reputación.

No es poca la información sobre las empresas desde las cuales orquesta las campañas negras sin el más mínimo ápice de decoro, pulcritud e inteligencia. VICOM a cuya cabeza se encuentra un consentido del morenovallismo, Juan José Cue y Botón Rojo.

Los nombres de los ejecutores de la mala entraña de este personaje, están en el tintero, para otra entrega de la trama del enano del tapanco.

Fernando Maldonado