Images
Lunes, 09 Abril 2018 07:03

Y a Martha Érika... ¿quién le ha robado el mes de abril?⁩

  • twitter: @‪Alvaro_Rmz_V ‬

Cadena de yerros entre el equipo de campaña de la candidata del Frente 

Salvo contados destellos y un mejor talante personal en la reciente gira del abanderado presidencial Ricardo Anaya Cortés, la candidata de Por Puebla al Frente, la panista Martha Érika Alonso Hidalgo, pareciera haberse mantenido a disgusto, desencajada, en los días que siguieron a su formal postulación a Casa Puebla.

Ella, que representó la cara amable, la única en ocasiones, del morenovallismo y que aportó un matiz de benevolencia a la dureza y rostro amargo del ex gobernador Rafael Moreno Valle Rosas, pareció apagarse en los días de intercampaña en marzo y lo que va de abril, en los que además integrantes de su equipo de campaña cometieron pifias preocupantes.
Posiblemente eso le borró la luz del rostro.

Por supuesto, esta es una apreciación completamente subjetiva, con base en las fotografías de prensa, no las de campaña, y en las declaraciones a los medios.

¿Quién le ha robado el mes de abril?

¿Cómo pudo sucederle a ella?

Martha Érika pareciera preocupada, su sonrisa, antes franca y luminosa, pareciera, por momentos, marchita.

En charla de sobremesa en la que coincidí hace un par de días con varios colegas, el asunto se explicaba por el estrés terrible que debe estar pasando, cuando sus jefes de campaña parecen salidos de un sketch, cuando no puede ser ella la capitana de su propio navío.

La cadena de yerros desde su cuartel general tiene ya varias semanas.

Primero el presidente de un partido aliado, Ángel Ángel Trauwitz ex dirigente de Compromiso por Puebla (CCP), publicó un spot extemporáneo que la puso en riego de sanción. Por supuesto, él se fue y a ella le dejó un mal sabor de boca.

Otro: el presidente de su partido, Jesús Giles Carmona, sin habilidad ni olfato se enganchó por varios días con la agenda mediática del abanderado de Juntos Haremos Historia (Morena-PT-PES), Luis Miguel Gerónimo Barbosa Huerta, quien lo tomó como patiño.

El panista se esforzó más por decir que la candidatura de Martha “no está en peligro”, que abonar a la causa de la esposa de Moreno Valle Rosas. Tiempo perdido que también, sin duda, fue como para dejar un dolor de estómago.

Luego, el ex secretario de AN en el estado, Javier López Cuevas, salió con la grave actitud de subestimar la paridad de género y una grabación lo reveló como un misógino consumado, al pedir que para cumplir con el requisito constitucional, los varones “manden” a la mujer que sea, pero que sea de confianza y cómoda, para ser útil a la conveniencia coyuntural en los municipios.

Le derrumbó a Martha el discurso de empoderamiento femenino y la menospreció en los hechos. Seguramente fue para ella peor que un dolor de muelas.

Y para terminar, la semana pasada, el coordinador de su campaña convenció a los panistas de invitar al aspirante independiente Enrique Cárdenas Sánchez, pero el ex rector de la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP) se negó a contribuir a la “reelección” de Rafael a través de ella. Como para causarle una úlcera a la candidata.

¿Quién le ha robado a Martha Érika el mes de abril (y antes el de marzo)?

La sonrisa marchita, forzada, que no es la natural en ella, pareciera delatar que no le viene bien el papel de testaferro.

Álvaro Ramírez Velasco