Images
Viernes, 06 Abril 2018 03:51

¡Así se siente tener Presidente!

¡Así se siente tener Presidente!
  • twitter: @Amarantalks

Trump, bájale dos rayitas

En un mensaje a la nación, nuestro presidente Enrique Peña Nieto defendió, de cara y sin regarla, la soberanía nacional que se ha visto hecha trapo gracias a las hormonales declaraciones del mandatorio estadunidense adicto al autobroncer, Donald Trump, que lleva toda la semana como cuchillito de palo sobre el tema de los migrantes y su preciada frontera.

Y es que, como infante en guardería, está interpretando el máster de los berrinches por la rotunda negativa alrededor de su principal y más pendejo compromiso de campaña: la construcción de un muro fronterizo para proteger a la inocente e indefensa ciudadanía estadunidense de los perversos inmigrantes ilegales que les roban los empleos, los drogan, violan, les avientan frijoles con un popote y los obligan a ver El Chavo del 8 ininterrumpidamente 24/7.

Y evidentemente, entre los latinos, como en todas las culturas, hay perturbados malparidos hijoeputas que reflejan un verdadera falla en la Matrix, pero seamos realistas: no son todos pobres, ni migrantes ni ilegales. Es más, unos son grandes empresarios, líderes sindicales y gobernadores emanados del PRI.

Sin embargo, es una inmensa irresponsabilidad amenazar, agredir e insultar por medio de tuits, que parecen haber sido redactados bajo la influencia de sustancias enervantes, a una nación que tienes tan cerquita que hasta te presta sus zapatos, dejas que te cepille el cabello y se pasan el chicle aunque ya no sepa mucho a tutti frutti.

Ante el rudimentario comportamiento por parte de su homólogo, nuestro príncipe de Atlacomulco se paró derechito, miró fijo y seguro a la cámara, nos habló directo a los ojos y hasta brindó su apoyo a los presidenciables citando sus mensajes individualmente como todo un dirigente nacional.

Incluso, casi al final del discurso de nuestro caballero mexiquense, se dirigió por nombre al exanfitrión de The Aprentice, ahora presidente de Estados Unidos, y le dijo claramente:

“A ver Trump, bájale dos rayitas que se van a armar los trancazos y no va a estar divertido”.

Puede que sea puro circo, puede ser que a Trump solo le haya aburrido amenazar con fuego y furia a los países orientales y nos esté usando como pasatiempo mientras encuentra con quien más pelearse, puede ser pura faramalla electoral o el intento de Peña de no ser recordado como The Meme’s KIng, de cualquier manera para mí es bonito sentirme orgullosa de las palabras de mi presidente, aunque sea por una única y última ocasión.