Images
Miércoles, 16 Mayo 2018 14:25

Abandonan sala 100 personas al ver nueva película de Lars von Trier en Cannes

Los organizadores de la cita cinematográfica fueron previsores y no seleccionaron el filme como parte de la competición oficial.

La reaparición de Lars von Trier en Cannes no fue precisamente el feliz retorno del hijo pródigo.

Unos años después de ser vetado del festival internacional de cine de Cannes, el cineasta danés volvió a la ciudad francesa con una nueva película bajo el brazo.

Los organizadores de la cita cinematográfica fueron previsores y no seleccionaron el filme como parte de la competición oficial y reservaron su proyección a la crítica y la prensa.

Pero aun así no pudieron evitar la polémica.

La proyección fuera de concurso de la película The House That Jack Built este lunes en Cannes hizo que unas 100 personas abandonaran la sala antes de que terminara.

Con el actor Matt Dillon como protagonista en la piel de un asesino en serie, el filme es, según el periodista Roger Friedman, "una película infame. No se debería haber hecho. Los actores también son culpables".

Dillon interpreta a un arquitecto que mata a varias mujeres y niños de forma espantosa. Uma Thurman también actúa en la película.

Otro crítico escribió en Twitter: "Asquerosa. Pretenciosa. Vomitiva. Una tortura. Patética".

Un asesino misógino

Ahora, con The House That Jack Built, parece que la ofensa va más allá de una rueda de prensa.

En una de las escenas, mientras el asesino Jack mutila a una novia, dice: "¿Por qué siempre es culpa del hombre? Si naces varón, naces para ser culpable. Piensen en la injusticia de eso".

También hay una escena en la que diseca a una de sus víctimas.

La nueva película de Lars von Trier aún no ha llegado a las salas de cine.

Un periodista de la revista Variety informó que más de 100 personas se levantaron y se fueron de la sala:

La publicación The Hollywood Reporter describió la película como "un masaje autoerótico, a menudo tan vano como perturbador".

La reseña dice además que es un ataque directo "al actual clima de reconocimiento y lucha contra la discriminación de género y el mal comportamiento sexual".

En la película se ven también imágenes de Hitler y otros "dictadores asesinos de masas".

El productor de The House That Jack Built le dijo a la BBC este lunes: "No es demasiado sangrienta. Claro que tenemos algunas imágenes explícitas, pero son pocas y muy cortas. Se trata más del lado psicológico de la maldad. Creo que habrá una gran reacción a la película".

Probablemente no se refiriera al rechazo mostrado por tantos críticos de cine en su primera proyección.

Fuente: BBC