Como el mezcal, 2024 debe beberse a besos

Como el mezcal, 2024 debe beberse a besos
Alvaro Ramírez
Piso 17

Piso 17 escribe Álvaro Ramírez Velasco 

Quienes han decidido o suponen que tienen posibilidades para aparecer en la boleta en las luchas electorales de 2024, en Puebla, deben preparar su ruta con pausa, andar con firmeza y, también, disfrutar el camino; eso sí, sin atragantarse con sus ambiciones. Eso es muy penoso y garantiza el fracaso.

La reflexión aplica para cualquier cargo, pero sobre todo para aquellos y aquellas que se sienten con posibilidades de emprender una aspiración seria hacia la candidatura a la gubernatura.

De cualquier partido, en cualquiera de los dos géneros y desde cualquier trinchera y posición que en este momento se tenga.

Lo mismo para los de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), que para los partidos que ahora irán separados, de lo que fue la alianza Va por Puebla: PRI, PAN y el casi existente PRD, tanto como para Movimiento Ciudadano, como los independientes.

La pausa es siempre importante. Los precoces siempre terminan por hacer el ridículo, en lo público y lo privado.

La construcción de una candidatura debe estar bien medida, con precisión y pausa. El camino se degusta.

Una victoria se paladea desde su concepción.

Las batallas electorales no se beben a tragos apresurados no se tragan, de gozan.

Hay muchos, también en todos los partidos, que ya andan en ésas y por eso, en su apresurada ambición, lo más probable es que no lleguen a la meta.

Aunque no lo dijo en ese sentido, encaja bien a cuenta de 2024, la reflexión que hizo Miguel Barbosa, sobre la manera de cómo se debe beber el espirituoso del maguey.

En la inauguración de la Primera Expo Mezcal Orgullo Puebla, el gobernador dio una recomendación que, si bien fue sobre cómo degustar el mezcal, cabe también como consejo para irse bebiendo las aspiraciones hacia 2024.

"Yo estoy seguro que Puebla tiene la mejor calidad en su mezcal...

"El mezcal de Puebla está limpiecito y sabe rico. Al mezcal nada más se le besa, eh. Nada de (hace señas de empinarse la bebida). Eso es del tequila. Al mezcal, beso.

"Aprendan a besar, hombres y mujeres jóvenes, tomando mezcal", dijo Barbosa en la inauguración de la Expo que organizó la Secretaría de Desarrollo Rural, que encabeza Ana Laura Altamirano Pérez.

A besos, no a tragos. Con pausa, sin precocidad.
El mezcal como el amor y el amor y el mezcal, como 2024.

Banner Footer