Images
Martes, 26 Septiembre 2017 19:56

Desprestigio a todo pulso y la venganza de Televisa

La desventura de Frida Sofía, no buscan quien la hizo sino quien la pague...

Luego de la tremenda pifia por el caso de la menor fantasma, Frida Sofía, que causó un hueco mayúsculo a la desquebrajada imagen de Televisa y la credibilidad de sus noticieros, esta empresa ha emprendido la revancha contra la opinión pública de nuevo enarbolando la bandera de paladines de la justicia.

Luego de los reclamos por las más de 36 horas ininterrumpidas de un fiasco en el que involucraron a la Secretaría de Marina, Televisa presentó una investigación que paso a paso nos lleva al fondo del asunto, a descubrir realidades y algunas causas de llevar al foro un solo tema y causar expectación a costa de una mentira.

Televisa no dudó en cargar con el prestigio de la Marina para acomodarse y salir medio librado del escarnio, el escándalo mediático y la proliferación de hashtags y caricaturas burlescas de tres personajes principalmente: Danielle Dithurbide, Carlos Loret y Denise Maerker, además de las tradicionales del llamado Teacher, Joaquín López Dóriga.

Televisa trata de justificar su extensa, injustificada y al final, inservible cobertura, con la búsqueda de culpables. Televisa, que presionó a la Marina para aceptar culpas, puso el camino con un reportaje en el que evidenció corrupción, dio como sentencia a la causa del derrumbe. Luego exculpó a sus paladines Miguel Mancera y Aurelio Nuño, quienes durante 36 horas siguieron el juego mediático del supuesto rescate heroico y al final dejó toda la carga a su villano favorito de siempre.

Durante todo el día, sus reporteros aportaron datos subjetivos e imágenes fulgurantes sobre el derrumbe del Colegio Rébsamen y al final transmitieron, de forma ininterrumpida con sesión de preguntas y respuestas como no se ha visto jamás en sus espacios, poco más de 45 minutos sin descanso del informe de la delegada Claudia Sheinbaum sobre el tema.

Extraña situación, cuando en temas como Ayotzinapa, la Casa Blanca, la Estafa Maestra, Odebrecht, corrupción de familiares de Luis enrique Miranda o cuestionamientos de la campaña de Alfredo del Mazo, no destinaron ni 40 segundos en cada insert y también se unieron a campañas de desprestigio como la de los miembros del Grupo de Expertos Independientes que investigó la desaparición de los normalistas.

Si la delegada de Tlalpan, es o no culpable por inacción u omisión, no es tema de Televisa. Esa empresa decidió justificarse, buscar culpable y exponerlo con toda su fuerza, como cuando de los rescatistas del Colegio Rébsamen se trata.

Televisa, juez y parte, no ha esperado a un juicio justo y escuchar las partes, eximieron de toda culpa a su bien tratado Nuño y también omitieron el nombre de su protegido Mancera, eligieron lejos de su línea editorial al rival que les pareciera más propicio para lanzarle la bolita de su descrédito y su desprestigio.

Y todo lo anterior con miras políticas, es claro que Morena y la delegada no están en su órbita para acceder al poder y quieren desmoronarlos. Televisa de nueva cuenta se mete en procesos políticos, con su línea editorial oscura y llena de vacíos.

Y si la delegada es culpable que pague, pero también Televisa ya debe pagar una, de todo el daño que ha hecho durante largos años promoviendo basura y llevando a la silla a presidentes que se sirven del poder por el poder y que lejos parecen estar del ciudadano común y corriente.

Desprestigio bien ganado.

Información adicional

  • twitter: @Olmosarcos
Visto 150 veces Modificado por última vez en Martes, 26 Septiembre 2017 20:03