Images

Lunes, 23 Abril 2018 18:42

Ganador y Perdedores

  • twitter: @vicmani1

El arrancadero por VicMAN

Después del tan esperado Debate usted podría ponderar si existió un ganador claro en este primer ejercicio, yo creo que no, hubo destellos, hubo ataques, hubo deslindes, hubo argumentos, hubo ganas, pero no hubo propuestas concretas, acciones claras, definiciones objetivas para quienes observamos las aptitudes y actitudes de cada candidato y en este ejercicio de ideas creo que volvimos a perder, nosotros somos los grandes perdedores.
Perdimos porque no tenemos una plataforma objetiva de que en realidad nos va a deparar el futuro inmediato y mediato en la elección del nuevo proyecto, y para ello trataremos de hacer un análisis de que nos dio cada aspirante a ser Presidente en los próximos 6 años.

Jaime Rodríguez Calderón ‘El Bronco’ con su estilo muy norteño, directo y tratando de ser muy sincero, probablemente repunte en las próximas encuestas, ganando algunas simpatías y tratando de capitalizar la vitrina que da el haber participado en el debate y posicionar su marca. Sin duda logró algunos destellos y mismos que pulverizó con su propuesta de cortar la mano de quien robe en este país, cálculo que no midió ya que la mano de obra mexicana está bien calificada en todo el mundo, el problema es que este país se tiene una cultura también muy poco confiable en la administración y manejo de dinero, que provocaría tener un país de buena mano de obra pero sin manos, ¿absurdo no lo creen?, con este tipo de propuestas no creo que llegue muy lejos.

Nuestro amigo ‘Bronco’ estaría mandando a cortar la mano a quienes le metieron mano negra a su recaudación de credenciales de elector, mi ‘Bronco’ miente pero de manera ingenua, pero como dicen los que saben, mal antecedente para quien aspira a ser Presidente.

Margarita Zavala, quien en su intento de tratar de reivindicar a las mujeres finalmente su falta de experiencia en este tipo de foros, provocó el no capitalizar bien su participación al perder mucho tiempo en su intento de calmar los nervios, aun cuando sus propuestas fueron las de mejor contenido solo fueron chispazos en unos reflectores donde los diferentes candidatos estaban más ocupados por atajar los embates de los otros, que una exposición clara de las propuestas de su plataforma.

En este sentido Margarita quiso exponer su propuesta, pero al final solo se quedó en un intento, finalmente le ganó la controversia, el intento de mejor pegarle al puntero y no dejar claro que nos propone para los próximos 6 años.
José Antonio Meade mostró su parte positiva al exponer su mejor activo como candidato, su experiencia de gobierno, y en ese sentido, hasta hoy nadie duda de su inteligencia, capacidad y su talento. Creo que expuso bien su retórica, cuestionó bien a Ricardo Anaya y a Andrés Manuel López Obrador, pero no pudo poner su agenda en el debate, porque nadie vio su deslinde con el grupo en el poder y su incontable recuento de los daños de 6 años de tanta corrupción tanto en lo federal, como en lo estatal en los gobiernos del partido al que hoy representa, aún no ha entendido el candidato ciudadano Meade, que su proyecto lo acompaña una losa muy pesada, que conforme avanza lo hunde en su camino a la recta final. Pero si él no quiere verlo y cree que si no existe un rompimiento aunque sea de facto, sus números no harán la diferencia, y se salvó del misil de Anaya con relación a la pregunta de su cercanía con EPN, ya no tuvo tiempo para responder, respuesta que pudo haber marcado un antes y un después del deslinde en relación al grupo que hoy lo respalda, situación que aún no ha entendido el Yo mero.

Ricardo Anaya, el empresario candidato del PAN-PRD-MC, fue quizás el que tuvo un desempeño más fresco y mejor preparado para el debate, pero lamentablemente su estrategia no le permitió mostrar su proyecto de nación en temas muy sensibles para el electorado, donde sus éxitos empresariales y fantasmales no le permitían sacar lo mejor de su estrategia, lo limitó a pasar la aduana con mucho tacto, una estrategia muy simple, poner la discusión fuera de su radar, por lo que su estrategia y su desempeño fue bueno. El electorado lo sigue viendo como un candidato muy arribista y que hasta hoy sigue generando controversia, enconos y divisiones en su mismo proyecto, ya que en mal momento se da a conocer el deslinde del gobernador Silvano Aureoles quien le genera un flanco muy débil y lo vuelve a marcar como un gran divisionista, baja que puede hacer un efecto dominó entre los gobernadores perredistas ya que existe el fuerte rumor que el gobernador de Morelos, Graco Ramírez también hará el deslinde correspondiente en próximas fechas.

No cabe duda que el joven maravilla sigue siendo ave de tempestades, situación que ya está percibiendo el electorado en su campaña, aun cuando algunos medios lo hacen ganador del debate, no le va aportar mucho en su posicionamiento, sobre todo ahora que lo empiezan a relacionar en su posible apoyo del villano favorito de esta nación, Carlos Salinas de Gortari, yo solamente le digo este muy pendiente que lo bueno de la campaña ya viene.

Y finalmente el eterno candidato de la oposición permanente de la coalición Juntos Haremos Historia, puntero indiscutible de las encuestas que finalmente tuvo su primer revés claro en su campaña, mostro varios flancos, el más sensible, el de sus hijos en su partido, mostró soberbia en su desdén de no participar en la preparación de su intervención en el Palacio de Minería y ponerse a llenar un álbum del mundial con su hijo menor.

Lo vimos muy incómodo, no se sentía en su zona de confort, perdió el sentido del tiempo en sus intervenciones, no midió bien su postura durante la transmisión del debate, en su imagen traía la corbata chueca y para la percepción del marqueting seguramente le generara puntos negativos en su haber ya veremos. Lo cierto es que AMLO logró mantener sus discurso, su plan de transformación, mantuvo su retórica discursiva, con lo que aprovechó el momento para mostrar lo que la mayoría de las encuestas lo ponen como el más probable ganador de la elección, pero esta incógnita se despejara hasta después del 2 de julio en la madrugada.

Cierto es que hoy volvimos a perder la oportunidad de contrastar: proyectos, plataformas o mensajes claros y precisos, este 22 de abril vimos una vez más un ejercicio estéril de visualizar que candidato podría entre dicho a sus oponentes, lo cierto es que nunca vimos planteamientos de los temas del debate de manera precisa, o acaso usted tiene claros los planteamientos de los 5 candidatos en relación a la seguridad y violencia; combate a la corrupción y la impunidad; democracia, pluralismo así como grupos en situación de vulnerabilidad. Aún no tengo claro que proyecto ofrece una verdadera estrategia en torno a temas tan sensibles en nuestra sociedad y nuestra vida cotidiana.

Comentarios y sugerencias Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Más en esta categoría: « El Debate Tormenta perfecta »