Images

Domingo, 13 Mayo 2018 21:18

Morena: la apuesta por estructura

  • twitter: @FerMaldonadoMX

La percepción de triunfo invade el ánimo entre la cúpula del Movimiento de Regeneración Nacional y sus aliados, el Partido del Trabajo y Encuentro Social, en la coalición Juntos Haremos Historia.

Pero la gran incógnita ronda sobre la capacidad de la dirigencia del partido de Andrés Manuel López Obrador para convertir el estado anímico en una realidad cierta de en las urnas el 1 de julio, para lo que quedan 47 días según el cronómetro de Parabólica.MX.

Del aire a la tierra, el axioma consiste en colocar los pies en la tierra, y no es una metáfora en tiempo de elecciones. En Puebla por ejemplo, la capacidad de cobertura de las urnas, fin último para acceder el poder más allá de la percepción, no llega al 70 por ciento.

Pero el problema va más allá de la zona capitalina, uno de los más importantes bastiones de votos para cualquier fuerza política que busque acceder al poder. En la mesa política que preside el candidato a gobernador, Luis Miguel Barbosa Huerta comienzan a encender focos amarillos por la falta de estructura para cubrir el 100 por ciento de las mesas receptoras de votos para el día ‘D’.

El problema tiene mayores dimensiones para la coalición electoral con mayores expectativas de triunfo. El jefe de la campaña de Por Puebla al Frente, con Martha Erika Alonso, Rafael Moreno Valle ha sido capaz de construir una maquinaria alquimista de enorme capacidad de operación.

La coalición del grupo del ex gobernador integrada por el PAN, PRD, Movimiento Ciudadano y sus paleros como Nueva Alianza, el Verde y el PRI tendrá una mayoría aplastante en las mesas de casilla, es obvio. 

Si a ello se añade la compra o cooptación de voluntades, la intimidación u otros mecanismos mapacheriles, existen problemas reales para el grupo de Barbosa Huerta.

Los iniciados en la operación electoral saben que sólo una ventaja de votos de entre 8 y 10 por ciento podría asegurar el triunfo. Menos de ese margen, el asomo de una derrota como ocurrió a Delfina Gómez en el Estado de México, es palpable.

La aritmética manda: con la capacidad de operación del grupo en el poder se podrá revertir hasta en 5 ó 6 puntos porcentuales  -casi 300 mil votos de diferencia-; cualquier fuerza política que haya construido una sólida percepción de triunfo tendrá problemas para ver en las actas de escrutinio la victoria que por meses alimentó las conversaciones de familia y de café. 

En el sótano... 

El periodista Enrique Núñez entrevista esta noche Martha Erika Alonso, la candidata a gobernadora de Por Puebla al Frente.

La pluma implacable en tiempos de morenivallismo y la capacidad argumentativa de la ex primera dama, frente a frente. 

La propiedad en San José Chiapa; el pasado y el presente del ex gobernador panista, su marido; su rival más formidable Luis Miguel Barbosa, y otros actores; la continuidad transexenal; y el triunfo o la derrota. La entrevista en plataformas digitales esta noche promete, no tiene pierde. 

Fernando Maldonado